Día de los Derechos Humanos: celebrando la memoria

Los aniversarios son fechas para la memoria. Para recordar la historia, las situaciones que en algún momento motivaron la necesidad de escribir en un papel una recopilación de artículos básicos y fundamentales que en su mayoría apelan al sentido común del ser humano.

Porque es, precisamente, la pérdida de nuestro sentido común, lo que genera esta necesidad de establecer fechas para recordar hacia dónde debemos dirigir nuestros esfuerzos.

La Declaración Universal de los Derechos Humanos se considera el fundamento y la inspiración de todas las leyes y tratados sobre Derechos Humanos que se han dictado y ratificado en el mundo desde 1950. Es el documento más traducido del mundo (416 idiomas hasta el día de hoy). Pero no es vinculante, es una guía elemental de ideales redactados para proteger la igualdad y la dignidad humana.

Hoy, coincidiendo con la celebración del Día Universal de los Derechos Humanos, tiene lugar el entierro de Madiba, Nelson Mandela. Caprichos del destino o quizás un último acto reivindicativo del líder sudafricano, que nos manda su último mensaje para que cada año recordemos los motivos que impulsaron su lucha, que en esencia son los mismos que recoge la Declaración de los Derechos Humanos.

Mandela dedicó su vida a trabajar por la igualdad de oportunidades y por la paz, reivindicando la educación como estrategia para lograr este objetivo.

“La educación es el arma más poderosa para cambiar el mundo”.

El artículo 26

En este día, rendimos tributo a Madiba recordando el artículo 26 de la Declaración de los Derechos Humanos:

  • Toda persona tiene derecho a la educación. La educación debe ser gratuita, al menos en lo concerniente a la instrucción elemental y fundamental. La instrucción elemental será obligatoria. La instrucción técnica y profesional habrá de ser generalizada; el acceso a los estudios superiores será igual para todos, en función de los méritos respectivos.
  • La educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana y el fortalecimiento del respeto a los derechos humanos y a las libertades fundamentales; favorecerá la comprensión, la tolerancia y la amistad entre todas las naciones y todos los grupos étnicos o religiosos, y promoverá el desarrollo de las actividades de las Naciones Unidas para el mantenimiento de la paz.
  • Los padres tendrán derecho preferente a escoger el tipo de educación que habrá de darse a sus hijos.

Algunas cifras

  • Unos 57 millones de niños no están escolarizados. El 42% de ellos vive en países pobres que padecen conflictos.
  • Las tasas más bajas de escolarización primaria corresponden a África subsahariana, donde sólo el 65% de los niños y niñas en edad de estudiar acuden a la escuela.
  • Si todos los estudiantes de los países pobres tuvieran aptitudes de lectura básica, podría reducirse el número de personas pobres en un 12%.
  • Hay al menos 250 millones de niños que no saben leer, escribir ni contar bien.
(Fuente: UNICEF)
Celebremos este día invitando a todos a reflexionar sobre las razones que motivaron hace 65 años la redacción de la Declaración de los Derechos Humanos y en particular de su artículo 26.
Image credits: Pierre Holtz for UNICEF | www.hdptcar.net

Deja un comentario