Naukas Bilbao: no hay razón sin emoción

Este fin de semana he tenido la suerte de asistir a Naukas Bilbao, una gran fiesta de la divulgación científica que acaba de celebrar su novena edición con apoyo de la Cátedra de Cultura Científica de la Universidad del País Vasco. Dos días de charlas y espectáculos de entre 10 y 20 minutos súper disfrutables por un público muy diverso que ha llenado el auditorio del Palacio Euskalduna hasta la bandera.

Público de Naukas Bilbao 2019 Personas haciendo cola para entrar a Naukas Bilbao

Detrás de este evento está Naukas, la mayor plataforma online de divulgación científica en español, fundada por Miguel Artime, Antonio Martínez Ron y Javier Peláez con el lema “Ciencia, escepticismo y humor”. Cuenta con la colaboración de más de 160 divulgadores de todos los ámbitos científicos, técnológicos y humanísticos, algunos de ellos con más de 1 millón de seguidores en las redes, como el youtuber QuantumFracture (José Luis Crespo).

Porque esto es la divulgación: acercar el conocimiento a toda la sociedad, haciendo comprensibles los conceptos más complejos.

Vivimos un boom de la divulgación científica propiciada por las redes sociales. Desde el mítico programa televisivo de Eduard Punset “Redes” (profético nombre), cada vez más gente se interesa por la ciencia y la encuentra más a mano, más amable y divertida gracias a Youtube y plataformas como Naukas, capaces de llegar a un público cada vez más joven.

Imagen de una de las ponencias más cómicas
Gemma del Caño y Marián garcía en “Eurovisión de los huevos”
Imagen del auditorio desde el escenario durante una ponencia
Ignacio López Goñi jugando con el público en “El virus de Bilbao”
Más que divulgación, más que ciencia

Pero Naukas Bilbao es mucho más que divulgación. En el escenario y los pasillos se respiraba un ambiente de camaradería, de personas unidas con el objetivo común de hacernos a todos un poco más sabios, un poco más críticos, un poco más atentos a través del humor, la emoción y la inteligencia.

Y esta misión divulgadora también va más allá del conocimiento científico.

En algunas ponencias, la ciencia ha sido solo el vehículo para lanzarnos mensajes tan importantes y actuales como que no podemos juzgar hechos pasados con los ojos del presente (Susana Escudero en La mujer más fea del mundo).

En otras nos han transmitido la importancia de la autocrítica, la responsabilidad y el rigor por parte de científicos y divulgadores (Clara Grima en Mathematical Rhapsody y Raúl Ibáñez en Teorías fantásticas sobre la grafía de los números). También han apelado a nuestro pensamiento crítico desmontando mitos de forma sencilla y apabullante, como Operador Nuclear en Derribando mitos sobre la energía nuclear, o haciéndonos reír y emocionarnos como Raquel Sastre en El milenario ungüento de los indios navajos.

Imagen de Operador Nuclear durante su intervención
Operador Nuclear en su charla “Derribando mitos sobre energía nuclear”

También hemos visto cómo ciencia y arte se hermanaban convirtiendo la química en poesía (Déborah García Bello en No hay ética sin estética), y cómo se ponía al público en pie durante minutos evocando a la luna en la intervención de Carlos Briones y el dúo musical Flautopía en Luna a través de versos de Lorca y música de Debussy.

Educadores, creadores de contenidos educativos, comunicadores, científicos: tomemos buena nota. Hay que hacer que la ciencia mole, y la gente de Naukas lo ha conseguido. El año que viene, repito.

Podéis ver todas las charlas de Naukas Bilbao 2019 en el canal de divulgación de EiTB.

Todas las imágenes son obra de Iñigo Sierra y la Cátedra de Cultura Científica de la UPV/EHU.

 

Deja un comentario