Homenaje a las Maestras

Un antiguo y sabio proverbio africano dice: “Educa a una mujer y educarás a la tribu”. La historia le da la razón.

Educar en es un acto de generosidad. Es, en esencia, luchar por garantizar la supervivencia de la familia, del clan, de la especie.

Es, sin lugar a dudas, una vocación; no un trabajo. Y esta tarea, en su más completo significado, ha sido y es en muchas sociedades, una responsabilidad asumida por las mujeres, independientemente del periodo histórico, región geográfica o características socio-culturales.

Sin embargo, si buscamos entre los profesionales de la educación, profesores, maestros, pedagogos, etc. más reconocidos de los últimos 300 años, encontraremos principalmente nombres masculinos.

En este artículo queremos rescatar cuatro vidas de mujeres dedicadas a la educación. Algunas muy conocidas, otras menos. Sus historias representan el amor que un ser humano puede tener por su especie, su sociedad y el progreso de la misma. Son cuatro vidas inspiradoras, llenas de coraje, tesón y dedicación. Cuatro mujeres que han contribuido o contribuyen hoy en día al progreso de nuestra sociedad y a que seamos más humanos.

 

Hypatia de Alejandría (aprox. 355-415)

HypatiaFilósofa, astrónoma y maestra, Hypatia es considerada la primera mujer matemática de la historia. Originaria de Egipto, vivió en un tiempo de cambios convulsos, en el que el Cristianismo se abría paso como religión principal del Imperio Romano. Su violenta muerte, linchada a manos de integristas religiosos, la ha convertido en un mito histórico, situándola como la primera mujer mártir de la ciencia.

Su fama como docente ha trascendido hasta nuestros días gracias a las cartas de sus alumnos que la consideraban: “madre, hermana y profesora, además de benefactora y todo cuanto sea honrado tanto de nombre como de hecho”.

Estudiantes de todos los rincones del Imperio visitaban La casa de Hypatia, conocida como un importante centro de formación y filosofía. Su labor docente se centró en la obra de Platón y Aristóteles y son de destacar sus escritos sobre geometría y astronomía.

 

Mary McLeod Bethune (1875-1955)

Mary McLeod Bethune

Nacida en libertad en una familia de esclavos en Carolina del Sur, Mari McLeod Bethune es conocida como una educadora revolucionaria, defensora de los derechos civiles en Estados Unidos. Sus tareas y obligaciones como niña en la plantación donde trabajaban sus padres desarrollaron en ella el concepto de responsabilidad y compromiso con el trabajo, que años mas tarde trasladó a su escuela y a sus sistemas docentes. Con su método educativo Mary desarrolló en sus alumnos no solo habilidades académicas, sino también conocimientos prácticos para la vida cotidiana.

La labor de Mary es reconocida internacionalmente tanto en el campo de la educación, la política y la defensa de los derechos civiles de los negros y mujeres.

Fue asesora del presidente Franklin D. Roosevelt y la única mujer negra que participó en el congreso fundador de las Naciones Unidas.

 

María Montessori (1870-1952)

María Montessori

María Montessori fue una visionaria de la educación, una revolucionaria de las metodologías pedagógicas que se aplicaban en la primera mitad del Siglo XX. Su trabajo, estimulado por el estudio, la observación de los niños y los avances de investigadores como Jean Itard (considerado el padre de la nueva pedagogía), fructificó en la creación de un método educativo propio y novedoso.

María Montessori basó sus métodos en el respeto a los niños como individuos libres con capacidad de elección en el proceso educativo, y en el aprovechamiento del enorme potencial de aprendizaje que el ser humano tiene en las primeras etapas de la infancia.

Montessori no solo desarrolló metodologías educativas para niños, también fue pionera en la creación de materiales de aprendizaje y en la formación de docentes, a los que consideraba pieza clave en la educación infantil adjudicándoles el rol de guías, observadores y preparadores de los ambientes idóneos para que se produzca el aprendizaje.

María Montessori desarrolló su carrera y su actividad profesional en distintos países como Holanda, España, India o su Italia natal, de donde debió exiliarse durante la dictadura de Mussolini.

Fue nominada varias veces al Premio Nobel de la Paz y su método se sigue aplicando actualmente en muchas escuelas de todo el mundo.

 

Malala Yousafzai (Nacida en 1997)

La historia de Malala es conocida en casi todo el mundo. A los 14 años  fue tiroteada por los talibanes por defender el derecho de las mujeres a la educación en su país natal, Pakistán. Pero lejos de acabar con su vida o con su empeño, este hecho ha tenido el efecto contrario. Tras su recuperación en Inglaterra, Malala regresó con mas fuerza a la defensa del derecho de las mujeres a la educación.

Resulta impresionante escuchar a esta niña con tan solo 11 años, hablar del miedo, de la educación, de la vida y la muerte como algo cotidiano, defendiendo delante de una cámara la reapertura de las escuelas de mujeres cerradas o destruidas por los talibanes en la región del Valle del Swat, donde vive.

En esa época, Malala ya era conocida por exponer al mundo las condiciones de la educación en su región natal a través de un blog de la BBC en el que escribía bajo seudónimo.

Actualmente, a sus 16 años, esta niña de ideas claras, discurso directo y admirable valor, se ha convertido en la persona más joven nominada al Premio Nobel de la Paz y en una de las voces más autorizadas y escuchadas cuando se habla de educación como derecho fundamental y motor de cambio en el mundo.

Deja un comentario