¿Cómo, cuándo y qué enseñar sobre energía?

Sabemos que la energía es la capacidad de transformar cualquier cosa. Por lo tanto, todo lo que nos rodea necesita energía para funcionar. ¿Pero de dónde vienen la electricidad, los combustibles de los vehículos, el gas con el que cocinamos…? ¿Son ilimitados? ¿Cómo debemos usarlos? Estas son grandes preguntas que en seguida se plantean a los alumnos en la Primaria. 

Un buen punto de partida a la hora de comenzar con estos conceptos es saber que nunca es demasiado temprano para aprender buenos hábitos.

Desde que son bebés, a los niños les enseñamos que no deben tocar los enchufes ni los interruptores, ni los radiadores cuando están calientes. Los niños y niñas aprenden por imitación y observación, por tanto los padres y profesores son los que tienen que dar ejemplo con su comportamiento, apagando la luz y otros electrodomésticos al salir de las habitaciones. Además, es muy conveniente verbalizar estas acciones porque así prestarán más atención sobre ellas y poco a poco empezarán a interiorizar dichos hábitos.

Antes de los 9 ó 10 años no comprenderán las razones por las que es necesario ahorrar la energía o sencillamente qué es la energía en sí misma, pero sí podrían integrar la idea de que debemos apagar todos los aparatos después de utilizarlos.

El concepto de la energía es abstracto, porque no la podemos observar directamente en todas sus formas. Según las fases de desarrollo cognitivo de Piaget, no deberíamos profundizar en este tipo de conceptos hasta los 12 años, cuando el alumnado desarrolla la capacidad del pensamiento abstracto. Sin embargo, ya en la fase anterior, la fase de operaciones concretas (entre los 7 y 11 años), los niños y niñas son capaces de comprender ciertos fenómenos que pueden observar en su entorno. Por ello, en relación con la energía, que se introduce en el currículo como concepto a partir del tercer curso de Educación Primaria, se puede hablar de aquellas manifestaciones de la energía que podemos observar, como la luz, el viento o el calor.

El tema de las fuentes de la energía puede complicar la comprensión y formación de los aprendizajes significativos porque está muy lejano de la realidad de los estudiantes. Para acercar esta información de forma directa al alumnado, podemos visitar centrales eléctricas, plantas de extracción de gas y petróleo o mostrar placas solares y aerogeneradores.

De la mano de Elesapiens, podrás descubrir con tus alumnos estos conceptos y su relación con la sostenibilidad de forma práctica, visual y divertida. Encontrarás actividades para explicar las principales etapas de la producción energética: producción, transporte, almacenamiento y consumo, para reforzar la comprensión sobre las formas de energía, así como para profundizar en la transformación de la energía solar a través de varios experimentos y actividades offline. Todo ello buscando siempre la experimentación para la integración más amena y eficaz de la información.

A continuación te dejamos una selección de estas actividades.

Vídeo: ¿Dónde Vive la Energía?

Vídeo de animación que explica con un lenguaje de comunicación muy poderoso las distintas fuentes de energía, asociándolas a las formas de energía que producen.

Lámina: Formas de Energía

Póster imprimible que representa las principales formas de energía en el entorno diario del ser humano.

Juego: ¿Dónde vive la Energía?

Test interactivo de 10 preguntas para evaluar y repasar las fuentes de energía.

Actividad Offline: Controla tu energía

Actividad diseñada para aprender qué cantidad de energía puede producir el ser humano por sí mismo y lo que puede conseguir con ella.

Actividad Online: El Viaje de la Energía

Juego diseñado para entender las distintas etapas de la producción, transporte, almacenamiento y consumo de energía.

Lámina: Desde el Sol a todas partes

Infografía que muestra de una forma gráfica y muy didáctica el ciclo de la energía.

Si quieres descubrir más contenidos bilingües sobre ciencia y todo tipo de recursos didácticos interactivos para utilizar en tus clases, regístrate en www.elesapiens.com.

Deja un comentario