Educación en valores: Día Internacional del Niño

La gran mayoría de las personas que vivimos en los países “desarrollados” conocemos la existencia de la Declaración de los Derechos del Niño, pero ¿Qué sabemos realmente de este documento? ¿Cuándo y por qué se creó? ¿Quién lo suscribe? ¿Es de obligado cumplimiento?

Cada año, el 20 de Noviembre se celebra el Día Universal del Niño/a y en Elesapiens quiere conmemorar esta fecha dando a conocer este importante documento, base en muchos países de los principios legislativos relacionados con la infancia y la educación.

Este documento es sin duda el de mayor importancia en el mundo referido a la infancia, y esta conmemoración nos parece la ocasión perfecta para conocerlo y debatirlo con los alumnos en la escuela.

Un poco de historia.

En 1949, tras la aprobación por las Naciones Unidas de la Declaración de los Derechos Humanos, se vió la necesidad de crear un marco específico y diferenciado para la protección universal de los niños y niñas, dando lugar al documento que conocemos como Declaración de los Derchos del Niño.

Posteriormente, el 20 de noviembre de 1989, en la Convención sobre los Derechos de los Niños, se aportó una nueva y más amplia visión sobre la declaración anterior, redactándose un nuevo documento de 54 artículos que recoge los aspectos económicos, sociales, culturales, civiles y políticos de derecho para todos los niños y niñas. Este tratado es hasta el momento, el de más amplia ratificación de la historia, suscrito por 193 países. Actualmente todos los países del mundo han ratificado el tratado excepto dos, Somalia y Estados Unidos. Su aplicación es obligación de los gobiernos y establece las responsabilidades del estado y de otros agentes como los padres, profesores, investigadores… así como también la de los propios niños.

El derecho a la educación.

“La educación es un derecho humano fundamental y una herramienta decisiva para el desarrollo de personas y sociedades.” (UNICEF)

Según el premio Nobel de economía James J. Heckman, para un país la inversión en educación primaria y crianza tiene un retorno de entre un 7% y un 10%, más que la mayoría de fondos de inversión. UNICEF ratifica estas cifras y estima que:

Proveer a todos los niños y niñas de una educación básica de calidad podría impulsar la economía anual de un país de bajos ingresos en un 2%.

1 millón de dólares invertidos en educación y aptitudes equivale a 10 millones de dólares de crecimiento económico.

Si todos los estudiantes de los países pobres tuvieran aptitudes de lectura básica, podría reducirse el número de personas pobres en un 12%.

Cada año adicional de escolarización puede proporcionar un aumento de los ingresos de la mujer de entre el 10% y el 20%

La importancia de la educación en la Convención de los Derechos del Niño está presente en distintos artículos de los que queremos destacar dos:

El primero por ser de triste actualidad en muchos países donde se están aplicando políticas de recorte como consecuencia de la crisis económica:

Artículo 28

1. Los Estados Partes reconocen el derecho del niño a la educación y, a fin de que se pueda ejercer progresivamente y en condiciones de igualdad de oportunidades ese derecho, deberán en particular:

    • Implantar la enseñanza primaria obligatoria y gratuita para todos;
    • Fomentar el desarrollo, en sus distintas formas, de la enseñanza secundaria, incluida la enseñanza general y profesional, hacer que todos los niños dispongan de ella y tengan acceso a ella y adoptar medidas apropiadas tales como la implantación de la enseñanza gratuita y la concesión de asistencia financiera en caso de necesidad;
    • Hacer la enseñanza superior accesible a todos, sobre la base de la capacidad, por cuantos medios sean apropiados;
    • Hacer que todos los niños dispongan de información y orientación en cuestiones educacionales y profesionales y tengan acceso a ellas;
    • Adoptar medidas para fomentar la asistencia regular a las escuelas y reducir las tasas de deserción escolar.

2. Los Estados Partes adoptarán cuantas medidas sean adecuadas para velar por que la disciplina escolar se administre de modo compatible con la dignidad humana del niño y de conformidad con la presente Convención.

3. Los Estados Partes fomentarán y alentarán la cooperación internacional en cuestiones de educación, en particular a fin de contribuir a eliminar la ignorancia y el analfabetismo en todo el mundo y de facilitar el acceso a los conocimientos técnicos y a los métodos modernos de enseñanza. A este respecto, se tendrán especialmente en cuenta las necesidades de los países en desarrollo.

El segundo porque refleja algunos de los principios educativos básicos que no debemos olvidar nunca, más aún en este momento donde la influencia de la tecnología y el acceso masivo a la información está replanteando y creando nuevos modelos didácticos:

Artículo 29

1. Los Estados Partes convienen en que la educación del niño deberá estar encaminada a:

    • Desarrollar la personalidad, las aptitudes y la capacidad mental y física del niño hasta el máximo de sus posibilidades;
    • Inculcar al niño el respeto de los derechos humanos y las libertades fundamentales y de los principios consagrados en la Carta de las Naciones Unidas;
    • Inculcar al niño el respeto de sus padres, de su propia identidad cultural, de su idioma y sus valores, de los valores nacionales del país en que vive, del país de que sea originario y de las civilizaciones distintas de la suya;
    • Preparar al niño para asumir una vida responsable en una sociedad libre, con espíritu de comprensión, paz, tolerancia, igualdad de los sexos y amistad entre todos los pueblos, grupos étnicos, nacionales y religiosos y personas de origen indígena;
    • Inculcar al niño el respeto del medio ambiente natural.

2. Nada de lo dispuesto en el presente artículo o en el artículo 28 se interpretará como una restricción de la libertad de los particulares y de las entidades para establecer y dirigir instituciones de enseñanza, a condición de que se respeten los principios enunciados en el párrafo 1 del presente artículo y de que la educación impartida en tales instituciones se ajuste a las normas mínimas que prescriba el Estado.

El 20 de Noviembre celebramos el Día Universal del Niño, un buen día para reflexionar en la escuela, en el aula y con nuestros alumnos, todo lo que significan derechos y obligaciones, principios básicos de la educación en valores.

 

Los países reconocen que tienes derecho a la educación, al igual que cualquier otro niño: Tienes derecho a asistir a la escuela primaria de manera gratuita. La educación primaria es obligatoria.

Los objetivos de la educación son: Promover tu crecimiento personal y el desarrollo de tus capacidades para tomar responsabilidades en una sociedad libre, con un espíritu de comprensión, paz, tolerancia, igualdad y amistad.

El derecho al tiempo libre: Tienes derecho a descansar, a gozar de tu tiempo libre, a jugar y a realizar actividades recreativas. También tienes derecho a participar en actividades artísticas y culturales para niños de tu edad.

Deja un comentario