Tengo 12 años y mucho que decir sobre mi educación

“Tengo 12 años y asisto a primero de secundaria en un colegio de Madrid.”

Nuestra interlocutora se muestra tímida, pero no lo es. Su curiosidad puede más y pronto toma el mando de la conversación. Nos cuenta cosas muy interesantes sobre su “cole”, su clase, sus “profes” y sus amigos. Es su día a día cotidiano y la base de su futuro. Y sin duda, sabe de lo que habla, tiene una experiencia de más de ocho años asistiendo a clase. ¡Toda una profesional!

Hacemos unos cuantos ejercicios y charlamos sobre educación durante dos horas y media. ¡Y hubiéramos seguido más tiempo!

Nuestra conversación nos deja unas cuantas conclusiones, un montón de nuevas ideas y una certeza:

Tenemos que integrar mucho más a los alumnos en el debate educativo que está teniendo lugar en todo el mundo.

Cada semana y cada vez con más frecuencia, compartimos información y opiniones sobre educación con personas de todo el mundo. Profesionales que, en la mayoría de los casos, no conocemos personalmente, pero a los que nos unen intereses y pasiones. Profesionales de Chile, Argentina, Brasil, Perú, México y otros países de Latinoamérica. Profesionales de EEUU y Canadá, de UK, Finlandia, Alemania y otros países europeos. Y esto se hace extensivo al resto de continentes aunque en menor medida: India, Australia, Egipto, Israel…

Las redes sociales son las principales responsables de esta creciente actividad. ¿Saben que en los 10 grupos sobre educación de LinkedIn en los que participamos han doblado su número de participantes en 2012? Son grupos creados en EEUU, Latinoamérica, Europa y Asia. Grupos en los que se comparte y debate sobre educación a nivel global como nunca antes ha ocurrido. Y a esta creciente conversación hay que añadir la que tiene lugar en Twitter, Facebook y otras redes sociales y en un creciente número de blogs especializados. Resulta fascinante poder comentar una noticia en tiempo real con personas que no conoces y que se encuentran en sitios tan dispares como EEUU y Australia. Sin duda esto es muy positivo y nos ayuda a entender mejor el mundo en que vivimos y hacia dónde se dirige la educación, inmersa en un momento histórico de grandes cambios.

Sin embargo, en todo este babélico debate echamos en falta algo imprescindible: la opinión del alumno. No es que no exista, pero su participación aún es pequeña.

La mayoría de los profesionales de la educación que hoy debaten han sido formados en un modelo en el que el alumno está en un extremo de la cadena de transmisión del conocimiento. Sin duda esto tiene su reflejo en la falta de iniciativas para potenciar la participación del alumno en el debate que está teniendo lugar.

“¿Alguna vez te han preguntado tus profesores qué opinas sobre tu educación?”

Nuestra nueva amiga de 12 años contesta rápidamente: “Nunca” y se queda callada. No nos sorprendió la respuesta, fue una de las últimas preguntas en nuestra larga conversación y a esas alturas era una conclusión lógica.

Secuencia entrevista

Los alumnos saben de educación; a su manera, pero saben. Escucharles no sólo nos aporta una valiosa información que nos permite corregir, mejorar y diseñar nuevos procedimientos y estrategias, también compromete al alumno en su proceso educativo, haciéndole más consciente y responsable. Pasa de ser únicamente receptor, a ser actor activo, a participar en la conversación y, sobre todo, a ser creador. Evidentemente, con este nuevo papel, todos ganamos.

La integración de las redes sociales en el aula, que fomentan la conversación y el intercambio de opinión, es una estrategia que nos puede ayudar a dar voz y fomentar la participación de los alumnos en este debate. Pero hay muchas más estrategias, es cuestión de imaginación, voluntad, formación…

Compartir las opiniones de los alumnos sobre cómo están siendo educados, sin duda, nos ayudará a todos a diseñar nuevos modos para educar a mejores ciudadanos en un futuro.

Por nuestra parte, en Elesapiens, próximamente compartiremos a través de nuestro blog las conclusiones de esta charla con nuestra nueva amiga de 12 años, así como las de futuras charlas programadas para este 2013 que ahora comienza. Esperamos que esta iniciativa sea útil para todos.

Deja un comentario